Renovamos sillas con telas bonitas (I)

11 de julio de 2017

Con hilos, lanas y botones: Renovamos sillas de director con telas bonitas (I)
Hoy os voy a contar lo sencillo que es darle un aire nuevo a una silla plegable de esas que llaman "de director".

Este proyecto flotaba en el aire desde hace un tiempo. Tengo una amiga que tenía dos sillas de este tipo que ya estaban las pobres muy usadas y necesitaban un lavado de cara. Ya sabéis cómo son estas cosas, un día estás tomando un café, sale en la conversación la silla, que es una pena que se vea ya fea porque el armazón está bien, bueno se puede cambiar, no creo que sea difícil, hay que ver el sistema de sujeción, .... Y ya está, ya se quedan las sillas en ese rinconcito de la mente donde guardamos los proyectos a la espera de que se alineen los astros y se nos presente la solución en bandeja.
Y ese momento llegó hace unas semanas en forma de correo electrónico. Abro la bandeja de entrada y ahí estaba, un correo de Maggie de Kawaii Fabric en el que me proponía una colaboración. ¿Que si me apetecía hacer algún proyecto con sus telas bonitas? Pues claro que sí. Consulté mi rinconcito de la memoria de proyectos en espera (hay unos cuantos haciendo cola) y el ganador fue el proyecto RENOVACIÓN DE SILLAS.
Ésa fue la parte fácil, ahora venía lo complicado, escoger la tela. Con la cantidad de telas diferentes que hay en Kawaii Fabric y todas preciosas es muy difícil elegir. Para ayudarnos en esta tarea la web dispone de filtros de búsqueda de telas por origen, por tipo de estampado, por color predominante, por tipo de tejido, ... así podemos ver sólo telas de Japon, o telas de flores, o tejido lona, o tejido oxford .
Para cada producto hay varias fotos, precio y descripción detallada. Y las descripciones se adaptan a las características de las telas. Por ejemplo, en la tela azul marino con cara de gato colores de Robert Kaufman Whisker and Tails la descripción incluye tamaño del gato que saca la lengua: 3,2cm aprox.. Qué gracia me hizo cuando lo leí.
Bueno, vamos al lío que me disperso. Empezamos viendo algodones, pero como el destino eran las sillas enseguida nos cambiamos a las lonas, que son más gruesas y resistentes. Después de ver las fotos de las telas y la decoración de las habitaciones donde están las sillas habitualmente, las ganadoras fueron estas dos telas que mezclan algodón y lino en su composición:
Escogimos dos telas porque se trataba de renovar dos sillas, una con armazón de madera y otra con armazón metálico. Cada una con sus peculiaridades. Hoy os cuento cómo renové la de madera y la próxima semana os enseño la metálica.
El primer paso es quitar el respaldo y el asiento originales de la silla para tomar medidas. En la silla de madera fue sencillo, no estaban cosidos ni sujetos de ninguna forma rara. El respaldo va enganchado en dos barras verticales y el asiento tiene una sujeción parecida.
Medimos bien ambas piezas, y añadimos a la medida el margen necesario para hacer las jaretas de los lados y los márgenes de costura. Para darle un poco de consistencia a la silla ponemos la tela doble. Lo de poner la tela doble no se me ocurrió antes de pedirla, sino cuando me disponía cortar y pensé que no me iba a llegar. Tocó medir y remedir varias veces para estar segura de que me cabían bien las piezas con tela doble en un metro de tela. Ya sabéis, mejor medir dos o tres veces y cortar una. Al revés está complicado, jeje. No sólo cupieron las piezas sino que además sobró un trocito de tela del que seguramente nacerá próximamente un precioso cojín a juego con la silla.
Con hilos, lanas y botones: Renovamos sillas de director con telas bonitas (I)
Aparte de poner la tela doble se puede entretelar para darle más robustez. El momento de hacerlo es justo ahora, antes de empezar a coser. Se cortan las piezas de entretela del mismo tamaño que las de tela y se pegan a la tela con la plancha.
Una vez que tenemos las piezas listas empezamos a coser. Tanto para el respaldo como para el asiento, ponemos las dos piezas cortadas con los derechos enfrentados y cosemos todo alrededor dejando en ambos casos un trozo sin coser en uno de los lados cortos para poder darle la vuelta. Tanto para el respaldo como para el asiento, el lugar de dos piezas yo corté una sola que va doblada, así me ahorro una costura.
¿Por qué dejamos el hueco en uno de los lados cortos? Pues porque será ahí donde doblemos para hacer la jareta y como tenemos que pasar un pespunte para hacerla ya no necesitamos cerrar antes el agujero, ya lo cerramos con ese pespunte.
Con hilos, lanas y botones: Renovamos sillas de director con telas bonitas (I)
Con hilos, lanas y botones: Renovamos sillas de director con telas bonitas (I)
Después de haber sufrido algún que otro percance con las medidas en el pasado, ahora suelo dejar un margen de costura generoso por si tengo que rectificar (más vale que sobre y no que falte). Así que cosí, di la vuelta, probé que ajustaba bien y la medida era buena y volví a dar la vuelta. Si os fiais mucho de vuestra medida os podéis saltar este paso, por supuesto.
Una vez cosido se rebajan los márgenes de costura y las esquinas. Es importante eliminar la tela sobrante para facilitar la tarea de darle la vuelta y que queden bien las esquinas por el derecho.
Con hilos, lanas y botones: Renovamos sillas de director con telas bonitas (I)
Para sacar bien las esquinas nos ayudamos de una tijera, un boli, ... lo que tengáis a mano.
Con hilos, lanas y botones: Renovamos sillas de director con telas bonitas (I)
Con hilos, lanas y botones: Renovamos sillas de director con telas bonitas (I)
Con hilos, lanas y botones: Renovamos sillas de director con telas bonitas (I)
Una vez del derecho, planchamos bien y marcamos las jaretas. En mi caso tuve que doblar 5 cm de cada lado. Y cosemos un pespunte en línea recta al filo. Con este pespunte ya nos queda cerrado el hueco que dejamos para dar la vuelta a la tela. Para este modelo de silla hasta aquí el procedimiento es el mismo para respaldo y asiento. Ahora, en el respaldo, en uno de los bordes largos pasamos también un pespunte al filo para cerrar las jaretas. Esto lo hacemos para que sirva de tope y no nos salgan las barras de madera por arriba (ver marcas verdes en la imagen).
Con hilos, lanas y botones: Renovamos sillas de director con telas bonitas (I)
Esta silla tiene un sistema peculiar para sujetar el asiento. Tiene dos guías con unas varillas de madera. Cada varilla va en el interior de la jareta y todo junto debe encajar en la guía. En las siguientes imágenes podéis ver detalladamente cómo va.
Con hilos, lanas y botones: Renovamos sillas de director con telas bonitas (I)
Con hilos, lanas y botones: Renovamos sillas de director con telas bonitas (I)
Con hilos, lanas y botones: Renovamos sillas de director con telas bonitas (I)
Una vez encajadas las piezas ya no queda más que disfrutar de la silla nueva. Fácil, ¿verdad?
En la siguiente imagen podéis ver a la izquierda el ANTES y a la derecha el DESPUÉS. ¡Menudo cambio!
Con hilos, lanas y botones: Renovamos sillas de director con telas bonitas (I)
Para terminar, os dejo más fotitos de la silla renovada. Cuanto más la veo más me gusta. Con el cojincito a juego va a quedar ideal.
Con hilos, lanas y botones: Renovamos sillas de director con telas bonitas (I)
Con hilos, lanas y botones: Renovamos sillas de director con telas bonitas (I)
Con hilos, lanas y botones: Renovamos sillas de director con telas bonitas (I)
La tela utilizada para renovar esta silla es cortesía de Kawaii Fabric.






¿Compartes?



Muchas gracias por dedicarme un ratito de tu valioso tiempo, me encanta que me visites y, ya sabes, si te apetece puedes dejarme un comentario y sabré que has pasado por aquí.

Espero que te haya gustado y vuelvas pronto.

18 comentarios :

  1. Vaya cambio! Yo tengo una y la tela está un poco desgastada, así que... creo que este verano voy a estrenar silla nueva jejejeje
    Me gusta mucho la idea! gracias por el tutorial.
    Un bikiño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya me contarás qué tal te queda, Yolanda. Esto lo haces en un abrir y cerrar de ojos, ya verás, y te queda la silla nueva.

      Bicos

      Eliminar
  2. Genial idea! Y me encanta la tela que has escogido!

    ResponderEliminar
  3. Que barbaridad!!! eres una todoterreno Leti!
    Me encanta como te ha quedado la silla, la tela es preciosa desde luego, pero además, te has trabajado un montón el post, muy bien explicado.
    Yo, que de coser más bien poco :-( creo que hasta podría hacerla con tu paso a paso detalladísimo.
    Gracias por compartir tu trabajo, seguro que montones de lectoras empiezan a buscar una tela...aunque parece un poco difícil con tantas opciones (me ha parecido muy curiosa la medida del gatete con la lengua fuera ja ja)
    Todo un mundo..un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja, muchas gracias, Ana, por lo de todoterreno. La silla quedó genial, parece nueva, y alegra mucho más la habitación que con la tela oscura y tristona que tenía antes. Si te pones seguro que lo haces sin problema, es una costura sencillita.
      A mí también me llamó la atención lo del gato, jeje.

      Bicos

      Eliminar
  4. Que cambio! La verdad es que con esa tela tan bonita te ha quedado la silla preciosa, gracias por el tutorial.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. A veces un pequeño detalle marca la diferencia. Con una tela chula cualquier proyecto, por sencillo que sea, termina en éxito. Me alegrod e que te haya gustado.

      Bicos

      Eliminar
  5. Vaya cambio Leti! Te ha quedado genial y mucho más alegre con esa tela tan colorida. La verdad es que no hay nada que se te resista!
    Un besazo guapísima

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Luna, sí que queda mucho más alegre, le da vida. Ahora luce de maravilla en la habitación, y cuando tenga el cojín a juego....

      Bicos

      Eliminar
  6. Ha quedado fantástica. En casa de mi abuelo tenemos una silla muy similar con un tela verde horrible. Ahora ya se como renovarla! Gracias por la inspiración y gracias por enlazar con la Really Crafty Link Party esta semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Teresa. Ya me contarás cómo queda esa silla.

      Bicos

      Eliminar
  7. A mí no me sorprende nada que haya quedado así de bonita… además después de ver los vestidos, blusas y demás… esto para ti debe ser de lo más sencillo… no?
    Eso sí… te llamaré si necesito renovar mis sillas… que también tengo ese modelo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ana. Este proyecto es sencillo, ideal para principiantes, sólo hay que cortar rectángulos y coser costuras rectas. Lo importante es la tela.

      Vas a tener que traerte esas sillas cuando vengas.

      Bicos

      Eliminar
  8. Que bonita te quedo la silla, fue un cambio muy alegre, la tela me encanta!
    Bs

    ResponderEliminar
  9. ¡Menudo cambio! No hay color.... Con esta tela tan chula queda super alegre y divertida. Y como siempre tus explicaciones son perfectas.
    Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Sonia. Me alegro mucho de que te haya gustado.

      Eliminar